Volver a la portada
   
 
AVISO Usted navega por una versión antigua del web. Click para acceder a elojocritico.net
   
Navegación:   Portada arrow Música arrow Entrevistas arrow Baila el vudú con la orquesta Poly-Rythmo
Baila el vudú con la orquesta Poly-Rythmo
  • Currently 2.8/5 Stars.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Media: 2.8/5 (1991 votos totales)
Versión para imprimir y conversión a PDF
lunes, 28 de febrero de 2011
Por PEDRO GALIANO

La orquesta Poly-Rythmo.

CONSIDERADOS POR muchos como el último gran descubrimiento de la llamada “World music”, la “Tout puissant” (todo poderosa) Orchestre Poly-Rythmo, formada mediados de los sesenta en Bénin, ha dejado de ser una oscura banda de culto gracias a la labor de recuperación llevada a cabo por occidentales apasionados del afrobeat, ritmos vudús, highlife y el funk más hipnótico. Una legendaria formación que estrena disco tras 20 años y a la que tenemos el honor de presentaros a continuación.

Portada de su disco Cotonou Club.

Cotonou es una populosa ciudad portuaria de Bénin, un país de Africa Occidental tan ignorado por el “primer mundo” como lo era hasta hace unos años la Orchestre Poly-Rythmo, una fantástica banda que se encuentra en su segunda juventud. Tras dos décadas sin pasar por los estudios, “Cotonou Club” (Strut/Everlasting) revisa algunos de los temas emblemáticos de la formación, como “Gbeti Madjro”, y nos trae un puñado de temas nuevos en los que han colaborado, entre otros, miembros de Franz Ferdinand. ¿Quieren saber qué opinan ellos de todo esto?: sigan leyendo.

Para poner vuestra música en contexto, me gustaría comentar con vosotros que muchos de los primeros gobiernos independientes de África Occidental  convirtieron a la música popular en un vehículo expresión de la identidad nacional cuando se independizaron. ¿Pasó lo mismo en Bénin?
— No…no es posible porque no hay música nacional. Hay una gran diversidad cultural en Bénin (55 etnias), y en consecuencia no hay identidad nacional : todo es muy regionalista en nuestro país. El Grupo Poply Rythmo es un grupo nacional pero su música no es nacionalista.

Gracias a coleccionistas y pinchadiscos que os han reivindicado estáis teniendo la oportunidad de daros a conocer a un público más amplio, ¿cómo reacciona la gente que no os conoce y os ve en directo y cómo estáis viviendo la experiencia a nivel personal?
— Os vamos a responder utilizando dos planos. En el plano nacional: el hecho de que la música de TP sea reconocida fuera de las fronteras de Bènin emociona porque es un poco como si diera la esperanza de que cualquiera puede cumplir su sueño. Y hay un adagio en Bénin que dice que « cuando uno va al encuentro de su destino, lo hace una sola vez cuando se es joven para saber el camino que se va a seguir en la vida », y la Poly supone una excepción porque lo ha hecho (ir al encuentro de su destino) cuando los miembros de TP eran viejos.

En el plano internacional: La Poly rinde un homenaje merecido al sello Soundway porque recopilatorios como «Analog Africa» nos han dado visibilidad en Europa, y desde luego también muestra su agradecimiento a Elodie Maillot (periodista de Radio France que hace las veces de productora y representante de la sexagenaria formación), que nos ha permitido cumplir un sueño, llevar a cabo algo tan grande que ni siquiera éramos capaces de imaginar. Una cosa es descubrir un viejo disco y otra poner a tocar a once músicos sexagenarios y llevarlos a recorrer el mundo. Antes eran nuestras canciones las que viajaban, ahora somos nosotros mismos. No tiene nada que ver. Estamos muy orgullosos de la acogida que nos está dando el mundo. Finalmente, la gran sorpresa para nosotros es que, cuando el público europeo nos pide que cantemos canciones que hemos estado tocando desde hace cuarenta años, es porque ya las conoce.

La orquesta Poly-Rythmo.

A diferencia de Ghana  o Nigeria, ¿por qué se ha tardado tanto en dar a conocer a músicos de Bénin?
— Porque los ganeses tienen una música nacional que se toca de este a oeste y de norte a sur. En Nigeria es parecido. La identidad nacional es más fuerte en estos países porque están constituidos por pocas etnias. Son países donde todo el mundo puede hacer la misma música.

Los occidentales hemos demonizado el  “Voodoo”, una práctica religiosa compleja de la que tenemos una imagen deformada. Tengo entendido que Bénin no se puede entender sin el Voodoo, ¿pasa lo mismo con vuestra música?, ¿qué son el Sato y el Sakpata?
— Cierto, no se puede comprender Bènin sin comprender el Vudú. El Vudú es más fuerte que una simple religión. Jamás hubo un cisma en la religión del Vudú. Todo el mundo se somete. Nadie intenta tomar el poder o cambiar cosas en el Vudú y esto es así desde hace miles de años. Vudú significa « divinidad », y en Bénin hay tantas que no se pueden catalogar. Hay incluso divinidades importadas de otros países como Ghana. Nosotros hemos nacido con el Vudú, así pues, lo que hacemos con la música es una danza. Con las nuevas religiones que han llegado a Bènin (católicos y musulmanes) las cosas están cambiando y no tenemos que divulgar el Saktapa y el Sato.

El Sato es una danza ritual que se interpreta cuando muere algún miembro destacado de la sociedad y que está simbolizado por un gran « tam-tam » de al menos dos metros de alto. Así ha sido hasta hoy día. Es una forma de venerar al dios de la tierra con rituales sagrados. Es una creencia tan fuerte que, aunque en un grupo haya católicos, éste no abandonará nunca el vudú.

¿Tenéis idea de lo que puede valer un disco original vuestro de los 70’s en buen estado?, Afortunadamente no es vuestro caso, pero hay músicos que ahora están prácticamente en la indigencia cuyos discos cambian de manos por cifras astronómicas en el mercado del coleccionismo? Me gustaría saber que pensáis de estas terribles paradojas.
— Tenemos alguna idea del precio al que son vendidos. Nosotros estábamos por entonces en el Bénin profundo. Y sí, encontramos paradójico que nuestros discos se vendan muy caros cuando nosotros tenemos que pasarlas canutas en nuestro país para lograr 10 euros, y que haya sido sin nuestro consentimiento. Estamos en un universo donde hay gente que construye sus fortunas sobre la pobreza de la gente.

¿Por qué habéis grabado con instrumentos analógicos?
— Ha sido una exigencia de nuestra productora Elodie Maillot, que quiso que nuestra música no se desnaturalizara, que guardara el mismo espíritu. Por eso la contratamos.

Para finalizar, contadnos algo de Fela Kuti, quien ha requerido de vuestros servicios en más de una ocasión, ¿hasta dónde es una figura influyente en vuestro sonido?
— Enorme. Su música nos ha influido mucho, pero más allá de su música Fela nos ha influido por su carisma. Por el peso de sus letras, por su compromiso político. Es un gran africano.
Artículos relacionados:
Comentarios
comments powered by Disqus
 
< Anterior   Siguiente >
Clic para desplegar
Abrir reproductor en Pop-Up

Box Sept.2012 / by Herminio Afonso Live Mix At Promodiscopy Music
Webs recomendadas
Acceso usuarios





¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí
elojocritico.net se edita en Jaén (España, UE). C/ Callejuelas Altas, 34. 23100 Mancha Real (JAÉN) 
Teléfono para cualquier consulta o duda: 678 522 780 | Fax: 953 35 09 92 | Potenciado por Joomla | Diseño: MRDIGITAL93.com
Sobre elojocritico.net
Boletín de actualizaciones
Redes sociales
Última actualización: 26 / 02 / 2016