Volver a la portada
   
 
AVISO Usted navega por una versión antigua del web. Click para acceder a elojocritico.net
   
Navegación:   Portada arrow Literatura arrow Artículos arrow Futuros distópicos
Futuros distópicos
  • Currently 3.0/5 Stars.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Media: 3.0/5 (3468 votos totales)
Versión para imprimir y conversión a PDF
lunes, 02 de julio de 2012
Por GABRIEL DEL VALLE

Ampliar foto

A la izqda. imagen de la adaptación cinemátográfica de 'Fahrenheit 451', de Ray Bradbury.

RECIENTEMENTE MURIÓ Ray Bradbury, reconocido como uno de los genios de la literatura, dentro del género de ciencia ficción. Algunos de sus trabajos más emblemáticos como Crónicas Marcianas o Farenheit 451 escondían muchos valores humanos que le sitúan como un maestro en la reflexión de conceptos como la conciencia, la moral y la sociedad.

Ampliar foto

'Están vivos', de John Carpenter.

Farenheit presentaba una distopía disfrazada de utopía, bajo esa apariencia de apacible existencia se esconde una perversa pseudovida. Un futuro donde los bomberos provocan incendios en vez de apagarlos, queman libros, cuadros... ¿Por qué?, para eliminar todo pensamiento creativo, uniformar mentes de tal modo que no haya discrepancias y se eviten futuras guerras y conflictos, de raza, religión, creencias, etc. Y así es, la paz reina, pero en un lugar donde las personas se parecen más a objetos inertes que a seres vivos, muertos por dentro. El hombre, incapaz de dominar el caos y encontrar un equilibrio, opta por el extremo, apagando toda vida interior al tratar de eliminar el desorden exterior.

A continuación me gustaría hacer un repaso a algunas de mis obras favoritas (en tebeo, libros y cine) sobre distopías:

Ampliar foto

Ilustración de Gustavo Dore de
Satán para 'El paraiso perdido' de
John Milton.

1984 de George Orwell (autor de la famosa Rebelión en la granja). Se adelantó a su tiempo creando el concepto de "Gran Hermano", un gobierno que todo lo vigila y todo lo controla, gracias a la tecnología y modernas técnicas de espionaje. Resulta evidente que Orwell, conocedor de la naturaleza de aquellos que están en el poder, sabía que era cuestión de tiempo que los gobernantes acabaran utilizando los crecientes avances para sus propios fines, que no es servir al pueblo (como deberían) sino mantenerse en el poder, ellos mismos y la infraestructura que han creado. Al igual que en la mayoría de las obras que voy a destacar el punto de partida es un frío burócrata que va "despertando", y descubriendo el mundo que hay más allá de las mentiras prefabricadas y el vacío absoluto que le rodea. Sin duda en estas novelas, críticas del sistema, el personaje principal sirve como alterego del lector, un guía con el que sentirse identificado en una llamada al despertar.  Relatos reales como la vida misma, que debajo de las capas de ficción esconden profundas verdades y hacen una llamada de alerta. 1984 es un libro exquisito, Orwell escribe y construye con solidez una tela de araña que atrapa al lector, cambiándole para siempre al acabar la última página.

Un Mundo Feliz, de Aldous Huxley, nos presenta un futuro más amable. Un mundo realmente perfecto (o así lo parece) donde las personas son "creadas" (manipuladas genéticamente) desde su nacimiento, para tener un rango social (predeterminando su físico e inteligencia). Más que una advertencia sobre la manipulación genética yo veo, a título personal, una crítica de cómo la sociedad va disponiendo el lugar que cada uno debe ocupar. Las personas se dividen en alfas, betas, gammas, deltas y epsilones, ya que sus trabajos se adecuan a sus particularidades o aptitudes. Y por si hubiera alguien descontento, existe el "soma", una droga que devuelve la alegría y que el propio Gobierno reparte para mantener el estado anímico de sus ciudadanos. Junto a 1984 y Farenheit 451, resulta un título imprescindible.

En cine voy a destacar películas desconocidas, por una u otra razón:

Ampliar foto

Cartel de 'Equilibrium'.

Equilibrium, protagonizada por Christian Bale, es un compendio de las obras de Huxley y Bradbury, anteriormente citadas. Cualquier elemento creativo creado fuera del sistema establecido es destruído (junto con la eliminación de los que se resisten a este nuevo orden). Y, por si acaso, se obliga al consumo de "Prozium", una droga que aísla de las emociones, dejando sólo la más pura lógica y eficiencia, sin sentimientos que enturbien el "buen hacer".Equilibrium fue realizada en el 2002 y a pesar de su reparto y presupuesto (no se trata precisamente de una película independiente) inexplicablemente jamás llegó a la cartelera española. El filme está lleno de espectaculares peleas y coreografía, con un guión y personajes bastante bien construidos, no se sostiene solamente en la pura acción y se hace muy entretenida, un producto de notable. Como curiosidad citar el arte marcial inventado en la película, el "Gunkata": a base de práctica, estadística y cálculo mental es posible predecir en qué posición colocarse para disparar con mayor precisión, en el menor tiempo posible y con el máximo número de bajas al mismo tiempo que evitamos el fuego enemigo. Excelente dirección que demuestra como se puede combinar adrenalina y reflexión en una misma cinta.

Ampliar foto

Cartel de 'Cuando el destino nos...'.

Cuando el destino nos alcance, protagonizada por dos grandes: Charlton Heston y mi adorado Edward G. Robinson (actor de físico pequeño y talento incomensurable), su título original, Soylent Green, ha sido homenajeado múltiples veces (un ejemplo son los anuncios de alimentos de tv que aparecen en la serie Futurama). Un clásico, bastante desconocido a nivel popular, de bajo presupuesto, (no abundan los decorados, efectos especiales o una cuidada fotografía) que recuerda a una obra de teatro, sostenida por un estupendo guión, historia, dos magníficos actores y un final que pone los pelos de punta.

La que sí es conocida es La Fuga de Logan, aquí se retrata una sociedad donde todos son jóvenes y hermosos. Aquellos que pasan de cierta edad son conducidos al "Carrusel" para renacer, y los que se resisten a esta ceremonia son eliminados y se les considera desaparecidos para siempre. Una clara metáfora de las religiones que ofrecen vida eterna o reencarnación a cambio de sumisión y obediencia ciega. Como ocurre en Equilibrium oFarenheit 451, aquel encargado de mantener las normas (el vigilante, bombero, clérigo, burócrata) será el primero en cuestionar y ayudar a derribar el orden establecido, como un moderno Mefistófeles, que en el fondo siempre ha sido una figura simbólica de la libertad del hombre y su capacidad para cuestionar todo lo que se da por hecho. La caída a los infiernos no es más que una metáfora del breve instante de confusión al despertar nuestros sentidos para, a continuación, hacernos responsables de nuestro propio destino, "mejor reinar en los infiernos que servir en el cielo".

También destacar Están Vivos, de John Carpenter que, a pesar de ser de los 80, tristemente hoy tiene más vigencia que nunca. Carpenter quiso denunciar el capitalismo salvaje de la época de Ronald Reagan. Unos alienígenas implantan mensajes subliminales (obedece, confórmate, consume...) al mismo tiempo que controlan las fuerzas del orden y la política. ¿Resultado?, los ricos son cada vez más ricos y los pobres más pobres, desapareciendo la clase media para instaurar un sistema de privilegiados y oprimidos. Algunos "humanos" ayudan a los invasores a destruir su propio mundo, sólo para subirse al carro de los poderosos, sin importarles las consecuencias a largo plazo.

Ampliar foto

Portada de 'V de Vendetta'.

Y para finalizar: en tebeo, aquel que más recoge la herencia "orwelliana" es V de Vendetta, de uno de los mejores guionistas del cómic, Alan Moore. Una obra de arte (como casi todo lo creado por Alan Moore) que demuestra que la historieta aún no está lo suficientemente valorada y descubierta, a pesar de su reciente popularidad en los últimos años, gracias al cine. Curiosamente ha sido el cine lo que más ha enfadado al señor Moore, ya que la adaptación de La liga de los hombres extraordinarios le alteró considerablemente (y no es para menos visto el bodrio que hicieron). Esta ofensa se sumó a la gran metedura de pata por parte de la productora de V de Vendetta, al poner falsamente palabras en su boca para la promoción del filme: llegaron a decir que Alan Moore había afirmado que el filme era la mejor adaptación que se había hecho de una obra suya, cuando en realidad ni siquiera había llegado visionarlo. Al final la productora tuvo que disculparse con Moore, pero el daño ya estaba hecho. Así que el genial y excéntrico escritor prohibió que su nombre apareciese siquiera en los créditos de la película (y lo mismo para posteriores adaptaciones como Watchmen).
Comentarios
comments powered by Disqus
 
Siguiente >
Clic para desplegar
Abrir reproductor en Pop-Up

Box Sept.2012 / by Herminio Afonso Live Mix At Promodiscopy Music
Webs recomendadas
Acceso usuarios





¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí
elojocritico.net se edita en Jaén (España, UE). C/ Callejuelas Altas, 34. 23100 Mancha Real (JAÉN) 
Teléfono para cualquier consulta o duda: 678 522 780 | Fax: 953 35 09 92 | Potenciado por Joomla | Diseño: MRDIGITAL93.com
Sobre elojocritico.net
Boletín de actualizaciones
Redes sociales
Última actualización: 26 / 02 / 2016